Sobre el estudio

 

 Después de una larga temporada de actuaciones y enseñanza por numerosas partes del mundo, decidí fundar un estudio que constituyera la casa de los amantes del flamenco - un lugar cálido que permitiera estudiar y perfeccionarse.

El primer estudio fue muy pequeño estudio que se extendió rápidamente. Llegaron cada vez más bailaores, y tuve que contratar más maestros y secretarias. Pero, una vez que el estudio se amplió, descubrí, que me estaba alejando de mis bailaores, y ocupándome cada vez más de asuntos administrativos, en lugar de dedicarme a mis bailaores de forma personal.

Al cabo de tres años, decidí que debía preservar el contacto personal a todo precio, y es por eso que pasé a enseñar grupos pequeños, enseñando a cada uno de ellos de forma personal. Mis bailaores trabajan a conciencia y con una seguridad corporal completa, y además pasan por un proceso personal de desarrollo y crecimiento a través del baile flamenco.

Yo trabajo con mis alumnos a lo largo de todo el año, y al final de éste presentamos una actuación de flamenco festiva. Esto supone un resumen muy emotivo del año, al que son invitados tanto la familia como los amigos.

 

Seguridad corporal  

Es común escuchar de casos de bailaores y estudiantes de danza, que se ven obligados a interrumpir sus estudios de baile a causa de diferentes afecciones, accidentes, problemas de salud - y especialmente en el flamenco a causa de dolores en las rodillas.

Yo misma pasé por una experiencia parecida. Cuando empese a bailar, bailaba y enseñaba flamenco, pero despues de dos anos mis piernas me traicionaron. Estuve prostrada en cama durante meses, los médicos que se ocuparon de mí, me exigieron que dejara de bailar. Mi gran deseo era seguir bailando, por lo tanto desarrollé una técnica en la cual, el bailarín toca con sus piernas (Zapateado), y utiliza su cuerpo sin esfuerzo consciente de su estabilidad y su equilibrio.

Despúes de un año de una dificil rehabilitación, viajé a España con la intención de despedirme del flamenco. Pero en lugar de esto, gracias a la técnica que yo misma había desarrollado, me encontré bailando en el Teatro Gitano Andaluz de Mario Maya, y participando en una gira de actuaciones intensiva tanto en Andalucía como en el Lincilen Centro de Nueva York.

 

Esta técnica excepcional que desarrollé, se la enseño a todos mis bailaores, y de esta forma nunca sufrieron de ningún problema de salud a consecuencia del baile, sino todo lo contrario - mejoraron su calidad de vida desde el punto de vista fisico y moral.

 

para detalles adicionales sobre el estudio
pulse aqui